Llegan las primeras vacunas contra el covid-19 a Panamá, el país con más contagios de Centroamérica


HOY PANAMÁ – Con una vista lateral de la jeringa, la enfermera Violeta Gaona recibió la primera dosis de la vacuna contra el covid-19 en Panamá el miércoles en su brazo izquierdo. Panamá tiene el mayor número de infecciones por pandemia en Centroamérica.

La enfermera Violeta Gaona fue la primera persona de Panamá en recibir la vacuna Pfizer y BioNTech contra el covid-19, en el Hospital Santo Tomás de la Ciudad de Panamá, el 20 de enero de 2021. Foto: AFP

Vestida con su uniforme de trabajo, su mascarilla y careta, Gaona, de 59 años, recibió el pinchazo con gesto serio, frente a la atenta mirada del presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, en la ceremonia de inauguración de la vacunación.

“No tengan miedo, porque muchos tienen miedo de recibir la vacuna, sean positivos”, dijo Gaona a los periodistas poco antes de ser inoculado.

La jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Público Santo Tomás de la Ciudad de Panamá, la enfermera recordó a las víctimas del covid-19, y cómo vio a los pacientes desesperados por recibir atención.

También confesó estar nerviosa, “pero muy positiva y muy segura de que esta vacuna hará algo bueno para nosotros aquí en Panamá”, dijo.

Vacuna o selección natural

A poco más de un par de kilómetros, Simón Theoktisto, jefe de cuidados intensivos del Hospital Público Arnulfo Arias Madrid, se convirtió en el primer médico en recibir la dosis en ese centro de salud.

A diferencia de Gaona, prefirió ofrecer el brazo derecho para la inyección. “Me siento bien, (es) como cualquier vacuna. Ahora queda por ver si es realmente tan eficaz como lo han determinado los primeros estudios ”, dijo.

“Es obvio que la vacuna es lo único que puede protegernos a largo plazo. O nos vacunamos o nos rendimos a las leyes de la naturaleza ”, agregó Theoktisto.

Panamá recibió este miércoles las primeras 12,840 dosis de la vacuna de Pfizer / BioNtech contra covid-19, un envío menor al esperado debido a los problemas de producción que tiene la farmacéutica en Europa a medida que moderniza la planta de producción, que se espera que se normalice a mediados de febrero. .

Panamá ha comprado tres millones de dosis de la vacuna Pfizer por US $ 36 millones.

Panamá es el segundo país de Centroamérica en tener una vacuna contra el nuevo coronavirus, después de Costa Rica, que espera más de seis millones de dosis de tres farmacéuticos: Pfizer, Moderna y AstraZeneca.

“Este primer lote le da esperanza al país y estamos listos” para la vacunación, dijo el presidente Cortizo.

Con 4,2 millones de habitantes, Panamá tiene el mayor número de infecciones por COVID-19 en Centroamérica, con 303.777 infectados y 4.912 muertos, al 21 de enero, desde el inicio de la pandemia.

Además, 50.000 personas se encuentran en aislamiento domiciliario y hay unas 2.600 hospitalizadas.

La situación incluso ha hecho que el gobierno considere el alquiler de contenedores refrigerados para almacenar cadáveres, dada la saturación de morgues y hospitales.

Ese colapso aún permanece en la memoria de la enfermera Gaona, para quien el inicio de la pandemia fue “bastante triste”.

“Me sorprendió bastante, a pesar de mis años de servicio, ver tantos pacientes esperando para ingresar a la Unidad de Cuidados Intensivos, se puede decir en la fila”, dijo.

Pese a la vacuna, “seguirá habiendo víctimas mortales” y habrá que seguir “más de un año” con medidas de bioseguridad “estrictas”, advirtió el Dr. Theoktisto.

70% de la población

El plan de vacunación panameño se divide en cuatro fases. En el primero, se inmunizará al personal de salud, a los encamados mayores de 60 años ya miembros de las fuerzas de seguridad del Estado.

En la segunda fase, será el turno del resto de mayores de 60 años y enfermos crónicos.

En la tercera fase, los indígenas de zonas remotas.

Finalmente, en la cuarta fase, se vacunará al resto de la población, en un proceso que incluye más de 1.100 centros autorizados.

El director de la Caja del Seguro Social, Enrique Lau, afirmó que el gobierno espera vacunar al 70% de la población, en un proceso que el presidente Cortizo definió como el “más grande de la historia” de Panamá.

Durante la jornada, el médico Alfredo Mata, en primera línea de la lucha contra la pandemia, también recibió la dosis de él. “Esta vacuna representa esperanza para nosotros y para muchas personas”, dijo.


Vistas de publicaciones:
22



Source link