InterEnergy compró cuestionado contrato de suministro de energía NG Power

InterEnergy Group  empresa que compró el cuestionado contrato para el suministro de energía, que estaba adjudicado anteriormente a Panamá NG Power, el mismo que causó revuelo en las autoridades y ciudadanos por ser el más caro del mercado, y porque sería causante de encarecer el costo de la energía eléctrica. Ahora tomando en cuenta el informe publicado por la Empresa de Transmisión Eléctrica de Panamá (ETESA), se tiene basamentos para seguir con los cuestionamientos por los efectos negativos que causará en la economía.

Situación que pasa desapercibida ante la mirada de las autoridades y lo contrario de tomar correcciones para evitar las consecuencias que generaría, se le sigue dando continuidad a un contrato contaminado de corrupción y que arrastra irregularidades y acciones ilegales.

Mediante Resolución AN No. 16965-Elec de 7 de julio de 2021 fue aprobado el Documento de Licitación presentado por la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (ETESA), correspondiente al Acto de Concurrencia LPI No. ETESA 01-21, el cual muestra evidentes diferencias de las que existían cuando NG Power se adjudicó el contrato.

Esto quiere decir que la situación que existía cuando fue hecha la licitación ha cambiado radicalmente en el tiempo transcurrido, dado que existe un mayor margen entre la demanda y la potencia firme del parque existente. En aquel entonces la capacidad instalada era de 1.64 veces superior a la demanda máxima, mientras que ahora es de 1.92.

InterEnergy compró cuestionado contrato de Panamá NG Power

InterEnergy compró cuestionado  contrato de energía que aumentará tarifa eléctrica

Es por ello, que el documento aprobado por ETESA sirve de base legal para demostrar que si InterEnergy continúa con este contrato aumentará el precio de la tarifa eléctrica que deben pagar los consumidores, si se toma en cuenta que el precio del contratado, que compró a NG Power, es el más caro del mercado.

Específicamente en el período de enero-junio 2021, el precio monómico (combinación de los cargos de potencia y energía) de generación de energía incorporado en las tarifas es de $0.1129 por kilovatio hora (kWh), el cual es menor que el monómico resultante de este contrato de NG Power, $0.1170 /kWh, ya indexado con el precio del gas natural.

Si el contrato de NG Power por los 550 MW acordados llega a concretarse con el precio por el cual fue licitado (0.1170 US$/kWh), los clientes pagarán las consecuencias al tener que cancelar más por el servicio eléctrico, ya que el valor con el que se calculan las tarifas aumentaría en promedio debido a la entrada de energía a ese precio, comparado al precio promedio que se paga hoy (0.1129 US$/kWh).

Lo anteriormente expuesto quiere decir que cada centavo en costo del kWh del contrato, representaría más de $33 millones de facturación anual a los consumidores finales.

Transacción vulnera derecho de los ciudadanos al no concretar el mejor precio para la energía

Con esta transacción se violó el derecho de los ciudadanos, pues no se respetaron sus intereses al no concretar el mejor precio para la energía eléctrica, todo lo contrario se permitió que predominara el contrato más caro quebrantando lo establecido en la ley. Para la subasta cuando se adjudicó el contrato no existió una libre participación de empresas interesadas y NG Power fue el único proponente.

En aquella oportunidad, Panamá NG Power mediante una dudosa licitación con pliegos de cargos especiales, exclusiva para centrales de gas natural, celebrada en el 2013, donde se expuso un contrato de 11.8 centavos el más caro de todos, para demostrar este punto se mostraron como ejemplo otros contratos como el de Gas Natural Atlántico 10.5 centavos y para Martano de 8.3 centavos, esta situación repercutirá en la economía y trae como consecuencia sobrecostos al país.

Para ese entonces se licitó el mayor bloque de energía (550 MW) que se haya licitado a la fecha, para un periodo de 20 años que no se ha dado en ningún otro acto con Panamá NG Power como único Proponente que se comprometió a entregar el suministro requerido en el periodo de 1 de marzo de 2017 al 29 de febrero de 2036 y no lo cumplió con los términos estipulados para el caso.

Situación es riesgosa para la estabilidad económica del país

Según apreciaciones de especialistas en la materia de energía si este contrato de suministro de energía perdura, es sumamente riesgoso para la economía, debido a que no se han realizado cambios pertinentes que se adapten a la realidad actual del país. Algo que no solo afectará a los consumidores sino al mismo Estado porque limitará la inversión para otros requerimientos como subsidio eléctrico, educación, salud, desarrollo social y otros.

Exigen que se vele por los mejores intereses del país, atendiendo las características del mercado actual, que son muy diferentes a las que existían al momento de realizar la licitación, para garantizar un mejor precio de la energía.